En el interior de las cuevas de Pachacamac, Telarmachay, Junín y Lauricocha se han encontrado herramientas de caza que datan de hace más de 11.000 años[1]; algunas de las civilizaciones más antiguas aparecieron alrededor del año 6000 a.C. en las provincias costeras de Chilca y Paracas, y en la provincia montañosa de Callejón de Huaylas. Durante los siguientes tres mil años, los habitantes pasaron de un estilo de vida nómada a cultivar la tierra, como lo demuestra la evidencia de sitios como Jiskairumoko, Kotosh y Huaca Prieta. Se inició el cultivo de plantas como el maíz y el algodón (Gossypium barbadense), así como la domesticación de animales como los antepasados salvajes de la llama, la alpaca y el cuy, como se observa en las pinturas en relieve de los camélidos del año 6000 a.C. en las cuevas de Mollepunko en Callalli. Los habitantes practicaban el hilado y el tejido de algodón y lana, la cestería y la alfarería.

Continue Reading

===>Nuestra Visión<=== Inspiramos a las personas y organizaciones para que trabajen de manera efectiva y eficiente creando grandes oportunidades para […]

Continue Reading